• Lunes , 26 febrero 2018
Lo más reciente

Docena de invidentes celebran su tercer aniversario de ofrecer masajes

Por Román Martínez

 

Cancún.-  Un grupo de 12  invidentes, que hace tres años acabaron sus ocho   meses de aprendizaje de diferentes técnicas de terapia spa, en el Instituto Obrero de la CTM,  quienes se rolan para dar masajes a 130 pesos  por 30 minutos, en el parque de Las Palapas, se cooperaron para celebrar con una deliciosa cena, en conocido restaurante, donde degustaron un platillo de carnes, queso fundido, frijolitos  y camarones, en medio de un gran ambiente, en el que  partieron su pastel, ya que se sienten como una gran familia.

El profesor, José Martín Martínez Galicia, dijo que este grupo, la mayoría por su situación, eran dependientes de su familia, cuando iniciaron les ayudaban a cubrir todas sus necesidades y ahora ellos ganan su propio ingreso y son autosuficientes con su trabajo; “en la  actualidad se mantienen, se visten, no hay discapacidad en ellos. Por eso, hoy vienen a festejar con su dinero que se ganan desde las doce del día hasta que el cuerpo aguante; la mitad trabaja un día y la otra al siguiente, se turnan”, comentó

La  directora del instituto de Capacitación Obrero, Paty Velázquez les deseó lo mejor a este grupo de invidentes, al que exhortó a que cuiden el lugar que les concedió el ayuntamiento, en el parque de las Palapas, donde  diariamente  atienden a gente local y a turistas de todo el mundo, porque “ya saben que trabajo ahí lo van  a  tener”.

Doña Flor agradeció que tienen u gran respaldo, porque siguen aprendiendo a trabajar como equipo; “porque la vida no es fácil y es mucho más difícil si  uno se la complica, pues se puede llegar más lejos si todos estamos unidos”, expresó

Enrique  comunicó que están muy a gusto de  haber cumplido tres años de estar trabajando en el parque de Las Palapas, porque nunca pensó en adquirir los conocimientos de terapeuta que aprendió en el Instituto Obrero de la CTM; “gracias a la maestra Paty, al maestro Martín y a Santamaría que impulsó este proyecto para ayudarnos a quienes padecemos discapacidad visual”, señaló

Otros que  de los que hicieron  uso de la palabra dijeron que turistas de distintos países a los que les dieron masaje, los felicitaron, porque en sus países  hay mucha gente discapacitada pidiendo limosna,  mientras aquí en Cancún este grupo de terapistas se gana la vida y  el  sustento de su familia honradamente, por ello,  tres años seguidos,  los que regresan los vuelven  a visitar, motivo por el que se sienten embajadores de Cancún.

Mauro, quien sufre de polio y no camina, solo usa muletas y silla de ruedas, es otro de los discapacitados que aprendió y  da masajes, en el pequeño lugar donde tienen dos camas; “en este grupo el terapeuta más joven es Jesús, de 15 años y el más adulto, Ángel, de 65 años”, concluyó el maestro José Martín, quien está orgulloso de sus alumnos, pues tienen un proyecto para echarlo a andar en el parque de las Palapas II, de Villas Otoch.

 

Artículos Relacionados