• Martes , 20 febrero 2018
Lo más reciente

Cápsula submarina del tiempo en Quintana Roo

El sistema de cuevas inundadas más grande del mundo –formado por los complejos subacuáticos Sac Actun y Dos Ojos (en Quintana Roo)– conectados a través de un túnel subterráneo tiene alrededor muchas cuevas más que, mínimo, alcanzarían mil kilómetros de pasajes.

Así lo confirmaron ayer investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que participan e el proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), quienes dieron a conocer sus recientes hallazgos: cientos de restos mayas de entre 700 y 2 mil años de antigüedad, y también de la Edad de Hielo (huesos del pleistoceno de animales como gonfoterios o elefantes de la época, dientes de sable, osos perezosos y camellos, así como dos esqueletos humanos de más de 12 mil años).

La abrumadora cantidad de contextos arqueológicos, no sólo dentro del agua, sino asociados a la superficie, refutan las teorías que afirmaban que la ocupación de seres humanos en la península de Yucatán databa de 3 mil o 4 mil años.

Tiempo triplicado

El tiempo se ha triplicado, hubo hombres en época muy temprana en esta zona, dijo el arqueólogo subacuático Guillermo de Anda, coordinador de los trabajos del GAM.

“Esto es sólo el principio de la exploración de otros sistemas alrededor. Sac Actún se convertirá en un sistema monstruoso en cuanto a su tamaño, podría llegar a los mil kilómetros. Es ya el sitio arqueológico más importante del mundo por lo que tiene dentro y por lo que hay asociado a él: muros, pasillos, altares, adoratorios, escalinatas, petrograbados, cerámica policroma.

“Hay mucho, mucho por hacer, trabajo para los niños que sueñan ser arqueólogos. Por ejemplo, hay contextos que son un misterio, como pasajes sellados con piedras enormes que se arrojaron intencionalmente, no cayeron esas rocas ahí por casualidad.

Las cuevas se inundaron hace 8 mil o 10 mil años. Recientemente se encontró otro esqueleto bien preservado, lejos de la entrada de la cueva, a mil 300 metros hacia adentro, en un lugar muy estrecho y difícil de fotografiar. Es un sitio enorme que hay que cuidar, con un gran potencial, añadió.

En el sistema Sac Actun se ha documentado la presencia de más de 200 cenotes, entre ellos el conocido como Hoyo Negro, donde aparecieron los restos de la joven de 15 y 17 años a quien llaman Naia (quien vivió hace casi 13 mil años) acompañada por osamentas de megafauna.

Sac Actun, detallaron los investigadores, ha absorbido al sistema Dos Ojos para alcanzar una extensión que es equivalente a la distancia entre las ciudades de Cancún y Chetumal, “es como un enorme pulpo de piedra caliza y agua dulce, cuyos tentáculos, probablemente, podrían desplegarse hacia otros tres sistemas de cuevas subacuáticas de Tulum.

A lo largo del mismo se han localizado 248 cenotes que sirven de entrada y 198 contextos arqueológicos, de los que 138 parecen estar vinculados a la civilización maya y, al menos dos, a restos óseos de individuos precerámicos con una antigüedad mínima de 9 mil años.

 

Artículos Relacionados