Cancún

Armando Piter ya tiene firmas de 11 de los 17 estados

Cancún.- Armando Ríos Piter, quien como candidato independiente quiere convertirse en el presidente de México, dijo que pidió  licencia  como Senador  por el estado de Guerrero y está recorriendo varios estados para  conseguir  el apoyo de firmas de ciudadanos que ya están hartos de un mal gobierno, en el que  la mayoría de jóvenes  y mexicanos  ya no quieren más inseguridad y corrupción, y siente que va bien porque ya rebasó las  867 mil firmas que requiere la ley y ahora están por conseguir  17 estados, por eso arrancaron esta semana con 11 entidades federativas, ya que les quedan 30 días y le van a talonear muy duro

Afirmó  que se  reunirá con empresarios en Playa del Carmen,  con jóvenes que lo apoyan de la Ola Independiente,  con estudiantes de la Universidad Anáhuac, con profesionistas que lo apoyan para conseguir las firmas; “el número de firmas que traemos en Quintana Roo es de  cinco mil 307, nuestra meta es que podamos tener la totalidad en los próximos días, significa 46% de la meta a cubrir, de un total de 12 mil, por lo que nos faltan siete mil“, indicó.

Puntualizó que tienen 11 entidades del país el día de hoy, que ya tienen validadas en cuanto a firmas, de  17 que tienen que cubrir, Quintana Roo es una de ellas, que ha visitado tres ocasiones, donde han hecho varias alianzas ara conseguir las firmas, ua que  hay un importante  grupo de guerrerenses que lo apoyan, por ser  originario de ese estado.

Piter enfatizó que están respaldando 100% lo que está haciendo el INE en la obtención de firmas, pues tienen que cubrir el uno por cieno del listado nominal y tener, por lo menos, el 50% más uno de las entidades federativas, eso decidió el Congreso, aunque hay argumentos a favor y en contra; “por lo que  habrá que revisar, una vez concluida esta elección, el proceso de financiamiento a aquellos que compiten con recursos de los contribuyentes”, expresó.

“Todos sabemos que cada vez  es más el recurso que se necesita para hacer campañas, es parte de un circuito muy pervertido de compra de votos, que está instalado en el proceso electoral. Nosotros planteamos que se debe de  analizar a fondo el sistema de financiamiento y fiscalización y buscar que las campañas sean mucho más baratas”, concluyó.