• Lunes , 18 diciembre 2017
Lo más reciente

Godspeed You! Black Emperor: experiencia audiovisual

Existen bandas que son reacios a los reflectores, no desean portadas en revistas, conciertos masivos, hacerse millonarios a costa de su música. Lejos están de llamar la atención con glamurosas puestas, performance estrafalarios repletos de luces, vestuarios a diestra y siniestra, fuegos artificiales. Su mensaje es directo, conciso, abrumador, habla por sí solo, y resulta irónico, tras oír que sus piezas son completamente instrumentales, pero que transmiten apabullántemente su mensaje político que apela a la destrucción de las fronteras humanas de todo tipo, de imperios industriales, de las grandes corporaciones, distinciones sociales, buscan que las culturas se hermanen y que se terminen esas burdas peleas y se procure más el medio ambiente. Todo esa experiencia se vivió el pasado 14 de diciembre en el C3 Stage con la visita por primera vez a México y a Guadalajara de Godspeed You! Black Emperor.

GY!BE, como comúnmente se abrevia, es más que un grupo musical. Es un conjunto audio-visual canadiense que maximiza los sentidos con su puesta en escena.

Sus ochos discos editados son antónimo de todo lo que en la industria musical reina. Crea su propia esfera sin importar modas. Soundtracks alejados por montones de la típica ‘verso, verso, coro’ o las piezas 4/4. Son melodías hipnóticas de al menos siente minutos que en ocasiones se dividen en secciones cual obra de teatro, cada una representa un elemento individual: introducción, desarrollo y desenlace, crean paisajes entre quietud y caos, destrucción y construcción, que parecieran ser la oda del mismísimo apocalipsis, gracias a las guitarras, violines, violonchelos, gaitas, percusión, juego de metales y demás instrumentos ocasionales que añadan según las inquietudes de cada unos de los ocho integrantes, quienes por cierto rara vez dan entrevistas o hacen promoción a su banda.

El 2017 significaba su regreso tras una pausa musical de casi siete años lo hacían con nuevo material bajo el brazo (Luciferian Towers) y que arrancarían sus presentaciones en México, inicialmente pactados para septiembre pero luego de los fuertes sismos en el país se reprogramó para este diciembre.

Tras unos cuantos despistados que silbaban o gritaban, el C3 Stage enmudecía como nunca. Se escuchaba un silencio ensordecedor en el venue mientras paulatinamete se introducían los sonidos copiosos de los canadiendes. “Hope Drone”…. abria para posteriormente sonará en su totalidad su ‘Luciferian Towers’, mismos que a pesar de salir al mercado apenas hace 3 meses eran reconocidos y aplaudidos. Tra ellos sonaría  ‘Slow Riot For New Zerø Kanada’ un viejo clásico que con dramatismo, era enmarcado con una solitaria luz en rojo que dejaba prácticamente en penumbras todo el lugar creando atmósferas sonoras únicas.

La presentación del misterioso colectivo de Montreal fue tan inusual como su leyenda misma, pues la más de hora y media de música fue acompañada por fascinantes visualizaciones analógicas de cintas de carrete y proyectores de tubo dando como resultado un concierto extremadamente intenso y largo.

La música del grupo, que combina el eclecticismo post-rock, el poder de la música épica de guitarra, la audacia de la improvisación, pone de manifiesto que GY!BE son únicos en su especie.

Agencias

Artículos Relacionados