• Martes , 4 julio 2017

Se salva Tajamar de ecocidio

POR Román Martínez

El Malecón Tajamar, de acuerdo a los magistrados  del Tercer Tribunal Colegiado  del Vigésimo Séptimo Distrito, acordaron que la Semarnat  no   podrá volver  a otorgar permiso alguno sobre el área, que era de 58 hectáreas y finalmente  cambió a 72, por lo que la lucha de dos años de diversos grupos organizados de la sociedad civil, incluyendo  una demanda de niños,  tuvo un buen resultado para la sociedad cancunense, aunque quedan pendientes de resolver otros 15 litigios, además de que se pide la desaparición de Fonatur.

Ganaron los manglares y México, así se informó en conferencia de prensa, por Aracely Domínguez, del Grupo Ecologista del Mayab, por integrantes del Centro Mexicano de Desarrollo Ambiental,  CEMDA, por Salvemos el Malecón Tajamar, representado por Isabel González, entre otros, quienes manifestaron que  valieron la pena todas las acciones, lágrimas,  gritos desesperados, whats app, storms, denuncias,  guardias, dibujos,  escritos, cartas, recolección de firmas, viajes, fotografías, marchas, plantones, visitas a escuelas, reportajes  y  múltiples acciones para preservar el lugar.

Ganaron los cancunenses, dijeron las conferencistas, quienes agregaron que Tajamar es un ícono que simboliza el abuso de poder, la ilegalidad, el desarrollo no sustentable, la destrucción de la naturaleza, y destrucción de valores éticos y morales que queremos  que cambien para dejarle algo favorable a  los jóvenes y a los niños. Tajamar significa un parteaguas,  eso es lo que sucedió con la sentencia que hoy celebra la sociedad y en particular los ambientalistas.

La Semanat no puede con esta sentencia, seguir dando autorizaciones ni permisos  que atenten contra la naturaleza y tampoco la Profepa, que manipuló  información   de manera absurda e ilegal; las pruebas   que se presentaron,  que por fortuna los magistrados  si consideraron, para absolver a Fonatur del mismo daño por el que multan con 6.6  millones de pesos a  la empresa italiana B 6 D, quien recibió predios de Tajamar  como pago de acuerdos a la sentencia  del juicio  por el fraude que Fonatur les cometió.

Las entrevistadas  recalcaron que piden la desaparición de Fonatur, por lo que le hacen el llamado al gobierno federal,   por sus actuaciones ilegales yendo en contra de su visión de convertirse  en instrumento de inversión turística sustentable en beneficio  de la población y no de los empresarios, o de funcionarios y políticos a los que les regalaron terrenos, además de intentar arrebatar al pueblo de Tajamar, igual que nos arrebataron las playas públicas, las ventanas al mar y a la laguna Nichupté.

Artículos Relacionados