• Martes , 4 julio 2017

“El sistema mató a mi hijo”; madre de Héctor Casique “El Diablo”

POR Román Martínez

La mamá de Héctor Casique “El Diablo” (quien fue golpeado durante más de tres años en la cárcel y  rafagueado la semana pasada)  Yaskade Fernández, al salir de la Fiscalía, donde fue a reclamar la devolución de  unos coches y otras pertenencias,  afirmó que se irá de Cancún y tal vez hasta del país, porque la mafia del gobierno mató a su único hijo.

Señaló que  le  entregaron su  bolsa, “hacen falta unas tarjetas, 12 mil pesos que agarré en el momento en que me avisaron que mi hijo había sufrido  un accidente; “yo tenía la esperanza de verlo vivo, lo quería llevar a un hospital.  Ya me van a entregar el carro de mi hijo y el mío, después de ocho días en que nos hicieron dar vueltas”, agregó.

Con semblante alicaído, la entrevistada aseguró no saber que es lo que quieren, si quitarle la vida a ella, aunque al quitársela a su hijo, es como si la  hubieran matado en vida, pero no les va a dar el lujo de que la vean llorar, ni derrotada, su dolor lo trae consigo.

Expresó que fueron cuatro años de martirio, persecución, de que éste maldito gobierno de Quintana Roo, desde Beto Borge, los haya estado hostigando; “ya tiene dos años una orden  en contra de los 43 que le pegaron a mi hijo,  la dictó la Sala Constitucional, los encontró culpables  del delito de tortura y  abuso de autoridad. Le acabo de decir a Nahum  Patiño, que es el nuevo, porque han pasado muchos ministerios públicos y nadie ha hecho su trabajo”, indicó.

Señaló que llegan a ese puesto y todos se hacen la mafia,  les dicen eres violador, matón o ratero y los contratan. Si es un maldito  también. Por eso no tolera que su hijo haya sido martirizado  tres años, seis meses, siete días, 12 horas, porque le inventaron un homicidio por el cual salió dos veces  exonerado, “porque el gobierno quería salir victorioso de todas sus mentiras”, enfatizó.

Precisó que la verdadera muerte de su hijo, los culpables son los judiciales, desde  Arturo Olivares Mendiola, Escalera, Gaspar Armando García  Torres, Roberto Borge; “la mafia de aquí y desgraciadamente sigue la  peste con este nuevo Gobierno, con el Fiscal”,  comunicó.

Destacó que su hijo era el entrenador de los guardias de Ayudantía (personal de seguridad del gobernador, alcaldes y funcionarios de  primer nivel), de escoltas de todo tipo de funcionarios, de nivel federal, estatal y municipal; “todos los que lastimaron a mi hijo, subieron de puesto y a mi  hijo lo mataron a los 31 años de edad, de una manera cobarde, aparte de que por tantos golpes en la cárcel le lesionaron  el ojo y el oído izquierdo y le provocaron diabetes.

Artículos Relacionados