• Lunes , 10 julio 2017

Se puede bajar muchos kilos de peso con voluntad

POR Román Martínez

La representante de la Fundación de rehabilitación  Montecristo (uno en Akim Pech, en la región 98 y otro en la avenida 20 de noviembre con Kabah),  Mariana Plasencia, quien llegó a pesar en el 2013 fueron  140 kilos y sufrió  burlas de todo tipo, desde niña hasta adulta, dijo que primero sufrió sobrepeso y luego obesidad mórbida grado uno y dos, pero por estadística consideró que subió hasta los 160 kilos y en siete meses, bajo estricto control, bajó 75 kilos.

La entrevistada, que trabaja desde hace tres años con drogadictos y alcohólicos,  recordó que de pequeña, por obvias razones, sufrió  bullying, aunque en aquel entonces la obesidad no estaba  en auge, no era la única gorda de su salón; “me humillaban y me  usaban como punto de referencia Cuando empecé a bajar de peso en el 2013 no llevé un tratamiento psicológico adecuado, nuca me preocupé por esa parte, al terminó de esa parte empecé a detectarme con trastornos de alimentación de bulimia y anorexia, porque yo no quería regresar al peso que tenía”, expresó.

Manifestó que nunca había podido tener una relación amorosa, ni pareja sentimental, apenas hace dos meses  inició una relación que se le hace una experiencia muy interesante, porque se siente querida  y valorada y está descubriendo una nueva faceta de su vida.

Mariana, quien trabaja en el sector Salud,  comunicó que en estadísticas, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, en el 2014 a nivel nacional, cada año,  son 323 mil personas las que  sufren obesidad,  el 18 por ciento pertenece a Quintana  y de ese 18 por ciento, estamos en 70 por ciento de  sobrepeso y el 30 por ciento de obesidad mórbida.

Las recomendaciones cuando se detecta un paciente con obesidad mórbida, tiene que tener un tratamiento multidisciplinario, contar con médico, psicólogo, nutriólogo y personas preparadas para tratar ese tipo de pacientes, porque no todo el personal de salud está preparado para atender gente obesa.

“Yo tuve muchos tropiezos con personal de salud del sector público y privado porque son pacientes que no han vivido este problema, y tampoco  hacen puentes de comprensión con la persona. Yo con  mis pacientes  si hago ese puente de comprensión; mi dinámica para trabajar con ellos es completamente diferente, creo en diferentes formas de atacar la obesidad a mi manera”, expresó.

Mariana Plasencia finalizó al manifestar que lo  que más importa para bajar de peso, es hacer conciencia de que es uno obeso, porque hay que pensar antes que nada que el cuerpo de uno es lo más importante, eso es fundamental, porque no podemos ni debemos autodestruirlo diario, tenemos que cambiar el pensamiento desde ahí, por eso hay que iniciar con una dieta o nutrición metal para lograr reducir muchas tallas y ser feliz

Artículos Relacionados