• Miércoles , 5 julio 2017

El sargazo que llega a la zona norte proviene del Bermuda, Ecuador y el Amazonas

POR Román Martínez

 

En sesión ordinaria  del Comité de Aguas Limpias de Cancún y la Riviera Maya, en el salón Presidentes, la investigadora  d3el Instituto de Ciencias del Mar,  y Limnología de la UNAM, unidad Puerto Morelos, Brigitta Van Tussenbrock,  dio a conocer pormenores del efecto del sargazo sobre los pastos marinos.

Indicó que los científicos no saben a ciencia cierta de dónde proviene el sargazo que llega a las playas del estado, aunque se cree que viene por las corrientes desde Bermuda, es lo que se conoce como el look del sargazo,  eso se registra desde el año 2005, aunque  desde el 2011 hasta el 2015,  tenía su origen completamente distinto, proveniente  del área del ecuador.

Precisó que el sargazo puede duplicar su biomasa  de dos a 20 días, si tiene  mayor cantidad de nutrientes; “el mar original de sargazo entra por Bermudas, es  azul, quiere decir que no hay nutrientes; si no hay nitrógeno ni fósforo el sargazo crece lentamente. Ahorita  el que arriba es de la circulación ecuatorial,  que tiene más nutrientes y se multiplica más pronto; entró al Caribe proveniente del amazonas y trajo muchos nutrientes, por eso agarró cantidades enormes”, comentó.

Brigitta manifestó que por la actividad bacteriana, el sargazo genera ácido sulfúrico, que huele muy mal  y perjudica la salud; “lo mejor es removerlo antes que llegue a la playa. No se puede cosechar en el mar abierto porque  ahí hay peces, la mejor forma de hacerlo es antes de que arribe a la playa, cuando ya se sabe que va a recalar ahí”, mencionó.

Dijo  que el sargazo que llega a las playas si tiene efectos sobre el ecosistema, uno de estos es lo que se llama mayor petrificación, es  aporte de nutrientes que perjudica todo el equilibrio  de los ecosistemas que también perjudican a los arrecifes; “este sargazo tenía seis mil  200  kilogramos de nitrógeno por kilómetro de costa; aportó  60 kilogramos de fósforo por kilómetro”, destacó

Declaró que lo que venos del aporte de los mantos acuíferos  a través de los cenotes, cada mes es muchísimo menor, entonces el sargazo aportó muchísimos nutrientes  al sistema, aunque no se sabe con precisión, pero fueron cantidades enormes que se van a regresar al mar,  lo cual representa un círculo vicioso; “el sargazo es pura materia orgánica y no genera arena”,  concluyó

 

Artículos Relacionados