• Sábado , 8 julio 2017

PAN y PRD: primero mando mixto y después seguridad interior

Los coordinadores de los diputados federales del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Francisco Martínez Neri, advirtieron que sus fracciones parlamentarias mantendrán inamovible la posición de discutir y aprobar primero la reforma sobre mando mixto policial y después la de seguridad interior.

Acompañado por un grupo de legisladores de su bancada, Cortés sostuvo incluso un encuentro con el representante en México del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, Jan Jarab, para conocer las observaciones del organismo sobre dichas iniciativas.

El líder parlamentario de Acción Nacional subrayó que en un tema tan relevante no se puede legislar con prisas y por ello reafirmó el interés de escuchar a los diversos organismos de derechos humanos como paso previo a la discusión del referido marco legal.

Entrevistado en el Palacio de San Lázaro, Cortés insistió en la necesidad de que las fuerzas civiles se hagan cargo de la seguridad, mientras el Ejército y la Marina solo deben intervenir en casos excepcionales y de manera transitoria.

Por ello, dijo, “antes de aprobar una Ley de Seguridad Interior o una Ley de Seguridad Nacional para reglamentar las tareas del Ejército en seguridad, debe aprobarse el fortalecimiento de las policías civiles, debe buscarse que sean los civiles los que enfrenten el tema de seguridad y que solo de forma transitoria sea el Ejército quien enfrente en forma subsidiaria el reto de la seguridad”.

El perredista Francisco Martínez Neri refrendó la negativa de su bancada a votar la Ley de Seguridad Interior en los 25 días que restan del actual periodo de sesiones.

“La postura nuestra es inamovible; esto es, consideramos que esa inamovilidad tiene que ver con el hecho de que no se puede discutir ese tema. Y si hay lugar para hablar del tema de Ley de Seguridad Interior, lo haremos, pero lo prioritario es discutir el marco general de la seguridad pública en el país”, puntualizó.

Martínez Neri acusó a la mayoría priista de obstaculizar la reunión de la Junta de Coordinación Políticas con organismos nacionales e internacionales de derechos humanos para revisar las iniciativas en materia de seguridad interior y mando mixto policial.

Milenio

Artículos Relacionados