• Viernes , 7 julio 2017

Personal del IQM serán preparados como asesores de apoyo en los programas de capacitación para jóvenes y adultos

*En coordinación con el IEEA se avanza en los temas fundamentales para el desarrollo individual y social de las personas, como lo es la educación
*Firman convenio de colaboración para contribuir a las acciones para abatir el rezago educativo y la gente tenga más y mejores oportunidades de vivir mejor

Chetumal.- Para abatir el rezago educativo en Quintana Roo y en apoyo de la plantilla laboral del Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM), la titular de éste organismo, doctora Silvia Damián López y el director del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos (IEEA), Rafael Quintanar González, signaron un convenio de colaboración.

La titular del IQM, recordó que el principal objetivo de éste Instituto es buscar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres en todos los ámbitos, de ahí la importancia de trabajar en materia educativa e igualdad; consigna de suma importancia para la administración que encabeza el gobernador Carlos Joaquín.

Con fundamento en tratados nacionales e internacionales, añadió que la educación y la igualdad son derechos humanos fundamentales que tenemos todas las personas sin importar nuestro color, origen étnico, creencia religiosa, situación económica y género.

La igualdad sustantiva, dijo, se da en la práctica y se refleja cuando los derechos se aplican en la realidad, logrando cambios tangibles que van más allá de las palabras, es decir, es la igualdad traducida en resultados que pueden observarse en mayores beneficios para todas y todos.

Es así, que trabajamos de manera articulada y coordinada entre los distintos actores sociales e institucionales, como hoy con el IEEA, para poder avanzar más en los temas que son fundamentales para el desarrollo individual y social de las personas, como lo es la educación.

Por tal motivo, el IEEA capacitará a personal del IQM para que participen como asesores en los programas de educación en apoyo de sus propias familias, para que las mujeres y hombres que por alguna razón no sepan leer y escribir o no hayan concluido su educación primaria o secundaria, y con ello, reducir los índices de analfabetismo y en su caso, incrementar la prevalencia en la terminación de estudios a nivel básico.

Artículos Relacionados