• Viernes , 14 julio 2017

Arranca novedoso proyecto piloto, primero en el país, para el aprovechamiento sustentable de la especie Cocodrylus Moreletii

*El objetivo, ofrecer alternativas de diversificación económica a las comunidades
*Promover el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales de Quintana Roo

Chetumal.- El Gobierno de Carlos Joaquín busca ofrecer alternativas de diversificación productiva a comunidades rurales sin perder de vista el equilibrio de las especies y el uso racional de los recursos naturales, afirmó el Secretario de Desarrollo Agropecuario y Rural, Pedro Pérez Díaz, al iniciar trabajos para el proyecto sobre sustentabilidad, sistemas de producción y trazabilidad de pieles de cocodrilo de pantano.

Durante la reunión realizada en las instalaciones de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), el biólogo Hesiquio Benítez Díaz, de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, informó que en Quintana Roo el proyecto inicia en la comunidad de Chacchoben, municipio de Bacalar.

Esta localidad cuenta con el primer registro de UMA en vida libre para hacer rancheo, la primera en todo el país, autorizada por las autoridades de la dirección General de Vida Silvestre, que respalda tasas de aprovechamiento sustentables elaborados con base en dictámenes de extracción no perjudicial.

Con este novedoso proyecto se involucra a la comunidad en la conservación del cocodrilo del pantano y su hábitat a través de un esquema de rancheo (recolección de huevos procedentes de vida libre para su posterior incubación), aumentando significativamente el índice de supervivencia y posteriormente las crías se venderán a granjas UMA, para su crecimiento en cautiverio y el aprovechamiento de pieles de alta calidad para exportación.

Esto bajo un esquema de consentimiento informado previo de la comunidad y reparto justo de beneficios entre los actores de la cadena productiva y con respaldo de un Sistema de Trazabilidad, el proyecto cuenta con capacitación, equipamiento, datos del monitoreo de las poblaciones silvestres de cocodrilos por parte de expertos.

Por su parte el representante de la comunidad de Chacchoben, Ángel Ramírez, dijo que están agradecidos y comprometidos con este proyecto que les traerá beneficios económicos a través del aprovechamiento sustentable, racional y equilibrado de esta especie.

Artículos Relacionados