• Sábado , 8 julio 2017

Revelan que Korenfeld contrató a universidad que le dio doctorado

La Universidad de Tel Aviv otorgó el título al ex titular de Conagua en 2015, mientras que la dependencia pagó 25 MDP para unos estudios

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional del Agua contrató los servicios de la Universidad de Tel Aviv (Israel) para realizar en 2015 tres estudios de contaminación, con valor de 25 millones de pesos. Ese mismo año, la institución le otorgó al entonces director David Korenfeld un doctorado honoris causa y la presidencia de su Centro Internacional del Agua.

Documentos de la Conagua muestran una relación con la universidad desde 2013. Los estudios arrancaron en julio de 2015, aunque los contratos fueron vigentes a partir de agosto. El doctorado se le otorgó en marzo, siendo titular de la dependencia, y en octubre el nombramiento en la universidad, cuando había dejado el cargo ante las críticas por el uso personal de un helicóptero de la comisión. Expertos ven conflicto de interés.

El 30 de noviembre de 2013, en el marco de la visita de Shimon Peres, entonces presidente de Israel, a nuestro país, Korenfeld Federman, todavía director de Conagua, y Joseph Klafter, presidente de la Universidad de Tel Aviv, se reunieron y anunciaron un intercambio científico y tecnológico en el tema hídrico, puesto que ambos señalaron que la “cooperación es una de las herramientas más eficientes para mejorar la situación mundial del agua y las condiciones sociales y económicas de la población”.

La Universidad de Tel Aviv, en Israel, decidió otorgar un doctorado honoris causa a Korenfeld Federman el 25 de marzo de 2015, por “su destacado liderazgo y por las políticas del agua en México”, así como por “su distinguida posición dentro de la comunidad judía mexicana y su activo fomento de lazos de cooperación en el campo del agua entre Israel y México, en beneficio de ambos pueblos”.

Casi un mes después de su renuncia a la Conagua, en una ceremonia en las instalaciones de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, el ex director de la Comisión Nacional del Agua recibió el máximo grado de una institución universitaria, el honoris causa que se había anunciado desde marzo.

En julio de ese año, el portal de transparencia de la Comisión Nacional del Agua detalló que se realizaron acciones para establecer tres contratos con esa misma institución educativa israelí, para realizar estudios del agua en México por los que recibió un total de 25 millones de pesos.

Los recursos tuvieron como objetivo dotar a la Conagua del conocimiento y métodos analíticos para la detección de contaminantes emergentes seleccionados en diferentes matrices ambientales, según el informe final de 33 páginas.

Por los estudios acerca de la reutilización de aguas residuales en México, el caso Sonora y por el documento de muestreo, técnicas de medición de parámetros in situ, y estrategias de monitoreo para la vigilancia del agua subterránea, el organismo federal pagó 5 millones de pesos por cada análisis.

La institución educativa israelí revela que el análisis careció de información importante para la investigación sobre el agua residual de Sonora.

Tres meses después de haber iniciado los trabajos por los contratos adquiridos, el 8 de octubre Joseph Klafter, presidente de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, informó que había nombrado a David Korenfeld como presidente del Consejo Directivo de su Centro Internacional del Agua.

El nombramiento de la universidad israelí a David Korenfeld Federman contraviene lo dispuesto en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, que indica en su artículo 9 que el servidor público que deje de desempeñar su empleo, cargo o comisión, en ningún caso aprovechará su influencia u obtendrá alguna ventaja derivada de la función que desempeñaba hasta un año después de haber concluido sus funciones.

Con información de El Informador

Artículos Relacionados