• Martes , 4 julio 2017

Con acciones preventivas se protege y evitan quemaduras en infantes

* El Voluntariado de la Oficialía Mayor, a cargo de Tristana Hernández, gestionó una conferencia en las instalaciones de la SEyC para proteger a los menores
* El Gobernador Carlos Joaquín promueve la prevención, para juntos ofrecer más y mejores oportunidades a la niñez quintanarroense

CHETUMAL, Q. ROO.- Para ofrecer más y mejores oportunidades a la infancia, la representante en el DIF Quintana Roo de la “Fundación Michou y Mau para Niños Quemados”, Roxana Martínez, impartió una plática a personal de la Secretaría de Educación y Cultura, por gestión de Voluntariado de la Oficialía Mayor, que encabeza Tristana Hernández, con el fin de evitar que los menores sufran quemaduras y sus condiciones de vida se compliquen.

La conferencista recalcó que es en la cocina y el baño donde se registra el mayor número de accidentes y que otra de las causas de niños quemados es el juego con productos que tienen pólvora, como es el caso de los cuetes y fuegos artificiales, por lo que indicó que lo mejor es evitar comprarlos, puesto que representan un gran peligro en manos de los niños.

Aseguró que las quemaduras con agua caliente son muy frecuentes, por lo que alertó a los padres de familia a poner especial cuidado en la manipulación de recipientes con agua hirviendo o con productos químicos, y especificó que guardando todo tipo de precauciones y mantener lejos a los pequeños. Detalló que la temporada en la que se registra el mayor número de casos es de noviembre a marzo, porque se siente frío y aumenta el uso de agua caliente, mientras que en diciembre se acostumbra la compra de cuetes.

Entrevistada segundos antes de iniciar la conferencia, la representante de la “Fundación Michou y Mau dijo que una de las principales preocupaciones de la presidenta del DIF Quintana Roo, Gabriela Rejón, y del Gobernador Carlos Joaquín, es precisamente la protección de los niños, por lo que siguiendo sus instrucciones se realiza una campaña de sensibilización y prevención.

Comentó que cuando hay un niño quemado en el hogar, cambia la vida del infante y toda la familia, ya que al pequeño le quedan consecuencias psicológicas y requiere de atención especial. “Es mucho mejor prevenir, guardando todo tipo de precauciones en el manejo de velas, veladoras, agua caliente, productos de pólvora y también evitando la presencia de niños en la cocina”, recalcó y reconoció el apoyo que brinda el Oficial Mayor, Manuel Alamilla en estas acciones.

Artículos Relacionados