• Martes , 11 julio 2017

Desinterés de Q. Roo para invertir en Cuba

A pesar de la apertura de Cuba a las inversiones extranjeras, Roberto Hernández de Alba Fuentes, cónsul del país antillano en Cancún, aseguró que hasta el momento no han tenido acercamiento de empresarios locales para desarrollar proyectos turísticos o comerciales en su país.

El diplomático dijo que aún no se ha podido avanzar en este aspecto con el estado, pese a que las nuevas autoridades estatales si tienen las intenciones de establecer acuerdos comerciales y económicos, aunque en este aspecto la partida la tiene adelantado Yucatán.

“Sí hay algunos empresarios de Quintana Roo que buscan iniciar con el comercio entre ambos países, pero son esfuerzos individuales y se requiere de todo el apoyo de las autoridades para que impulsen estas iniciativas”, destacó.

Ahondó que, al ser Quintana Roo el líder en materia turística, sería importante que se concreten muchos negocios en este rubro, así como en transporte marítimo y en campos de golf y proveeduría.

Hernández de Alba Fuente refirió que con Yucatán ya se tienen negocios en otros rubros como la agricultura, embalaje y otros, al grado que los empresarios yucatecos han ido en varias ocasiones a la Feria Comercial de La Habana.

Intercambio turístico                          

Reveló que la cercanía entre Cuba y el Caribe mexicano ya generó un multidestino que beneficia al turismo de ambos lugares, debido a que agencias de viajes del norte y sur de Quintana Roo ya ofrecen paquetes para visitar los atractivos turísticos del país antillano.

“Igual en Cuba hay agencias que ofrecen visitar Cancún a los turistas europeos, que se quedan por espacio de 15 días en mi país y de esta manera se hace una sinergia importante en el rubro turístico”, comentó.

Se estima que más de tres millones de turistas que llegan a la isla caribeña tienen ahora la opción de pasar unos días en el Caribe mexicano y viceversa.

Cubanos no superan el prejuicio al negocio

Finalizando el año, el presidente Raúl Castro anunció en el Parlamento que en el 2017 las tensiones financieras “pudieran incluso recrudecerse en determinadas circunstancias” pero aun así se podría lograr “que el PIB crezca moderadamente en el entorno del 2%”.

Una de las razones clave del decrecimiento en 2016 fue que la inversión extranjera apenas llegó a un 6.5 %. Esta no jugó el “papel fundamental en el desarrollo del país”, según explicó a los diputados cubanos el ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas.

Raúl Castro reconoció “que han sido frecuentes las dilaciones excesivas del proceso negociador” por parte de algunos decisores cubanos, y los convocó a “superar de una vez y por siempre la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea”.

Repitió que “no vamos ni iremos al capitalismo, eso está totalmente descartado, así lo recoge nuestra Constitución y lo mantendrá”, pero agregó que “no debemos cogerle miedo y ponerle trabas a lo que podemos hacer en el marco de las leyes vigentes”. (Renán Moguel/Quintana Roo Hoy)

 

Artículos Relacionados