• Jueves , 13 julio 2017

Demandan fiscales en NY investigar recursos de ‘El Chapo’

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, es defendido en Estados Unidos por un abogado de oficio de los cargos de tráfico de drogas, pese a que el capo era colocado por Forbes como entre los más ricos y poderosos del mundo.

En ese sentido, fiscales de Nueva York piden a la corte que analice si el líder del cártel de Sinaloa no puede permitirse pagar un abogado privado, porque, aseguran es necesario saber si los contribuyentes estadounidenses pagan de forma innecesaria la defensa del líder “de la mayor y más prolífica organización de tráfico de drogas” del planeta.

“El Chapo” Guzmán fue extraditado hace unas dos semanas a Estados Unidos desde México y es acusado de dirigir un cártel de drogas con miles de integrantes, que obtiene ganancias por miles de millones de dólares.

Los fiscales enviaron una misiva al juez Brian Cogan, en la que aseguran que el análisis sobre la situación financiera de “El Chapo” está justificado debido, entre otras cosas, a numerosos reportes sobre su supuesta enorme riqueza.

“Tal como indica la acusación, Guzmán estuvo involucrado en el tráfico de al menos 250 toneladas de cocaína en cargamentos destinados a los Estados Unidos, de los cuales sólo una parte fueron incautados. Esa cocaína está valorada en miles de millones de dólares”, señalan.

AP destaca que contactó a la oficina de los fiscales para saber si a Guzmán se le permitiría pagar un abogado privado con dinero obtenido de la venta de droga y la respuesta de los portavoces fue que rechazaban comentar sobre el asunto.

En la carta, los fiscales Robert Capers y Arthur Wyatt también aseguran que los abogados de oficio de “El Chapo”, del grupo Federal Defenders, representaron en la corte en el pasado a dos individuos que podrían ser testigos del gobierno durante el juicio de Guzmán Loera, además de a otros tres cómplices del capo mexicano. Eso, afirman, podría suponer un conflicto de intereses. Los fiscales no mencionan a los individuos por su nombre.

Michael Schneider, el abogado de oficio del capo, dijo en un mensaje de correo electrónico enviado a la AP que es difícil que su cliente contrate a un defensor privado porque permanece en una celda de aislamiento 23 horas al día y no se le ha permitido hacer llamadas o reunirse con sus familiares. “La decisión de contratar a un abogado suele hacerse junto a parientes, tras una larga consideración. Al señor Guzmán no se le ha permitido hacer esto”, dijo Schneider.

 

Artículos Relacionados