• Viernes , 7 julio 2017

Nuevas evidencias del ecocidio del Hotel Me by Melia

Contrapunto Noticias

Ante los pronunciamientos por parte de la empresa Promotora Amaneceres Del Caribe 1, S. de R.L. de C.V., en el sentido de que les asistiría la excepción sobre la obligación de presentar una manifestación de impacto ambiental considerada en el artículo 6º del Reglamento de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (Lgeepa) que determina la excepción a autorizaciones otorgadas antes del año 1988 y la insistencia de la delegación Quintana Roo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de negar la flagrante violación de sellos y desacato a la clausura parcial temporal impuesta por la propia Profepa, Lenin Amaro Betancourt, presidente de la Asociación de Legisladores de Quintana Roo, presentó ante la dependencia federal una ampliación a la denuncia número, PFPA/29.7/2C.28.2/0261-16.

“En principio queremos aclarar que el citado artículo 6º del Reglamento lo cita la empresa de manera parcial y que el análisis de su contenido íntegro, podemos apreciar que no se actualiza y por el contrario, las fracciones II y III determinan que la excepción se cancela si las obras suponen daños evidentes al entorno y eso, no lo cita ni la empresa, ni la delegación Quintana Roo de Profepa, dependencia que pareciera actuar como abogado defensor de la empresa”, explicó Amaro Betancourt, quien citó una parte del texto de la ampliación:

“Suponiendo sin conceder que, efectivamente la empresa contara con una autorización previa al año 1988, la autoridad municipal no tendría que haber autorizado las nuevas obras, pues uno de los requisitos considerados en el multicitado artículo determina que se requiere de la autorización, previo informe, de la Secretaría”. Este informe, a la Semarnat, no existe, explicó el ex diputado.

“Nos preocupa mucho que al parecer, existen dos Profepas; una con sede en la Ciudad de México, que es la que ordena a los funcionarios con sede en Akumal que realicen la primer visita de inspección y que son quienes determinan la clausura de la obra. Pero después viene la delegación estatal y emite comunicados de prensa con fechas 12 de diciembre y 14 de enero, en los cuales omite las evidencias que contradictoriamente se aprecian en las fotografías con las que ilustra dichos comunicados, pues si se analiza, en la foto del segundo comunicado, el edificio sureste (uno de los nuevos que están de frente a la playa) se aprecia una estructura metálica que no se aprecia en la misma toma pero del mes de diciembre”.

Explicó que además, vecinos y medios de comunicación han registrado fotografías en las que se advierten sellos de clausura en el enrejado próximo a la playa que al día de hoy ya no existen, hechos que demuestran la violación a diversas disposiciones del Código Penal Federal y que consideran incluso la cárcel del infractor.

 

Artículos Relacionados