• Viernes , 7 julio 2017

Cerró 2016 con más de 12 mil ejecuciones

En 2016 se registraron 20 mil 789 homicidios en todo el país, de estos, 12 mil 224 fueron ejecuciones perpetradas por el crimen organizado, lo que representa un incremento de 51 por ciento en relación a 2015 cuando se registraron 8 mil 122 ejecuciones, reportó Semáforo Delictivo.

El proyecto presentó un balance anual que arrojó que seis de cada 10 homicidios fueron cometidos por el crimen organizado pero hay estados como Michoacán, Quintana Roo, Aguascalientes y Tamaulipas en donde la proporción cambia a 9 de cada 10.

Santiago Roel, coordinador de Semáforo Delictivo, advirtió que los más de 20 mil homicidios cometidos durante el año pasado representan un incremento con respecto al 2015. El 56 por ciento se concentraron en Guerrero, Estado de México, Michoacán, Veracruz, Chihuahua, Baja California, Sinaloa y Jalisco.

Sólo siete entidades lograron reducir la cifra de homicidios. Estas son Nayarit, Quintana Roo, Coahuila, Querétaro, Chiapas, Yucatán y el Estado de México. 2016 cerró con una tasa nacional de 17.4 homicidios por cada 100 mil habitantes.

“Existe un incremento del 22 por ciento respecto al año pasado y no solamente eso también sube el secuestro 6 por ciento y robo de vehículo 2 por ciento. Entonces todos los delitos relacionados con crimen organizado se han incrementado, esto es es un gran fracaso de la estrategia en materia de seguridad hay que reconocerlo y hay que hacer cosas diferentes”, dijo a Santiago Roel a SDPnoticias.

Legalizar la mariguana y la amapola

Santiago Roel se pronunció una vez más por legalizar el consumo de drogas como la mariguana y la amapola pues de este modo se podría reducir la violencia y se podrá evitar la importación de medicamentos como la morfina y codeína.

“Hay que regular las drogas para proteger a nuestros menores de edad del consumo para quitar el poder económico y violento a las mafias”, subrayó. “La mejor estrategia para fortalecer la economía en México es la paz”.

El coordinador de Semáforo Delictivo confía en que el arribo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos obligue a México a plantearse un cambio de estrategia en materia de seguridad pues se espera que el nuevo mandatario deje de invertir en el Plan Mérida.

“Requerimos depender menos de los norteamericanos y fortalecernos como un país que puede vivir en paz y con menos corrupción. Ya basta de estar siguiendo a los norteamericanos y a los estadounidenses en el tema de la guerra contra las drogas qué es lo que nos ha metido en toda esta vorágine de violencia extrema y de corrupción extrema”, concluyó.

 

Artículos Relacionados