• Viernes , 7 julio 2017

Como iniciar el Año

Como bien sabes, los propósitos de año nuevo tienen la rara cualidad de evaporarse en la nada. Son tan volátiles, como los últimos elementos de la tabla periódica. Pero los propósitos de año nuevo pueden cumplirse. Incluso si los comparas a una brújula pueden llegar a formar parte inherente de tu vida. Es decir, comparemos el año que inicia, con un viaje que está dando comienzo, y cuyo futuro en este momento es incierto. En algunos puntos necesitarás una brújula para no perderte por caminos engañosos. Si la tienes siempre a la vista, tendrás presente cuál es tu norte, el destino que te has trazado, y entonces tu brújula, que son tus metas, dejarán de ser solo buenos deseos, para transformarse en herramientas para alcanzar los objetivos que más quieres, un generador de energía a cada paso que des.

Tu brújula, se llama “Establecer metas”, y es un proceso vital para que tengas éxito en la vida. Al planificarlas, debes hacer compromisos serios para cumplirlas, es primordial escribirlas en un papel, sin embargo no basta con hacerlo, hay que trabajar con ahínco, aún cuando haya pasado la emoción del momento.
El ser humano es capaz de realizar las más grandes proezas solo por 2 razones:
Evitar lo que le causa dolor, o buscar y prolongar lo que le produce placer
Cuando comiences a hacer tu plan de vida, asegúrate que lo estás haciendo por obtener placer, que es muy diferente a “Evitar el dolor”.

Definamos las palabras sobre las que trabajaremos:

Meta – El punto al que deseas llegar a largo plazo.
Objetivos – Acciones concretas que realizarás para caminar metódicamente a corto y mediano plazo para lograr tu meta concretas

Las metas que vas a establecer deben estar definidas perfectamente a detalle. Debes saber exactamente qué es lo que quieres lograr.

Estar escritas en papel

Con una redacción clara y precisa.

Permanecer a la vista gráficamente en el lugar más frecuentado

Haz un collage de fotografías con todo aquello que deseas, fotomontajes contigo y tu familia de lugares, autos, casas, etc., como si ya lo estuvieras viviendo y obsérvalo todos los días, de preferencia al despertar y antes de dormir.

Ser alcanzables

A fin de poder conquistarlas. Es importante que te obliguen a esforzarte. A salir de tu zona cómoda con esfuerzo.

Tener una fecha de inicio y otra de caducidad

Para cuándo lo quieres obtener, con fecha exacta.

Ser progresivas

Se alcanzan en base a un esfuerzo constante, paso a paso.

Ser graduales

Cuando realizas una debes tener la que le sigue de manera creciente.

Ser moralmente adecuadas para ti y para los demás

Vigila siempre que tus acciones sean edificantes.

Dirigirte hacia un propósito mayor en tu vida

Siempre sueña en grande.

Llevar compromiso emocional

Estar dispuesto a “no importa que…” ¡Lo voy a alcanzar!

Elige las metas que para ti sean las más importantes y trabaja en tus objetivos todos los días, todo el tiempo, revísalas por lo menos una vez cada mes. Ahora pon, en este instante, acción sobre papel: escribe las respuestas a los siguientes puntos:

Determina qué área de tu vida quieres mejorar

Financiera, física, profesional, espiritual, social, familiar, negocios, etc. Puedes elegir una o varias a la vez.

Anota 1 meta para cada una de las áreas que elegiste

El Ser humano puede enfocarse con éxito mayor si se enfoca en 3 metas, en vez de hacer una larga lista que dispersará nuestro esfuerzo y concentración.

Escribe una razón poderosa

Un motor interno por la que lograrás cada una con determinación.

Define objetivos

De uno a tres objetivos o acciones para cada meta.

Enlístalos por prioridad

, donde primero trabajarás con el más importante.

Prepárate para ser flexible

Recuerda se pueden modificar las estrategias, pero nunca la meta.

Revisa los recursos

con los que cuentas y genera aquellos que no posees.

Comienza a trabajar

en ellas con decisión y de manera contundente para lograrlas.

Dentro de ti existen fortalezas y debilidades que debes conocer, como necesitas distinguir las oportunidades y amenazas que se encuentran en tu exterior. Vas a encontrar retos enormes, pero cuando quieras claudicar, observa tu brújula: debes tener más claro en tu mente las razones por las que estás en el camino, y relee tu mapa (lo que escribiste) para renovar tu compromiso y entrega.

Artículos Relacionados