• Jueves , 6 julio 2017

Agatha Ruiz de la Prada: Moda a favor de la ecología


Intelectualmente la moda está a favor de la ecología, pero la realidad económica, con cierres de fábricas y deslocalizaciones desde Europa hacia Asia impide que sea más respetuosa con el medio ambiente, señaló en su más reciente visita a Cancún la diseñadora española Ágatha Ruiz de la Prada.

Durante una charla al término de una reunión con medios de comunicación de Cancún, Ágatha Ruiz de la Prada destacó que la industria de la moda tiene una clara conciencia del impacto en la ecología, pero es un sector que “ha sufrido mucho”.

“Es difícil para la moda adaptarse (a ser más ecológica) porque el sector textil, que ha sido muy glamuroso, ha sufrido mucho. En Europa lo que ha habido es muchísimas fábricas y muchísimos talleres que han cerrado”, y otros que se han trasladado a Asia, afirmó.

“Pero lo que está claro es que intelectualmente la moda está a favor de la ecología, hay un cambio de deseos”, indicó.

Para la diseñadora española el tema de la ecología representa uno de los movimientos más optimistas y positivos de los últimos siglos. “Es un tema que a mí me apasiona. Yo me he presentado con los Verdes a las elecciones y me alegro muchísimo que ahora ya mucha gente esté preocupada por la ecología”, expresó.

Ruiz de la Prada consideró “maravilloso” que el Papa Francisco presentara una encíclica sobre ecología, “espectacular” que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, esté “entusiasmado” con la ecología y que “los chinos se estén dando cuenta que es prioritario”.

Ruiz de la Prada presentó en la Riviera Maya su colección 2016, donde predomina la ropa cómoda y llena de color.

Madrid, 1962) Diseñadora de moda española. Ágatha Ruiz de la Prada cursó estudios de Arquitectura y Bellas Artes antes de dedicarse profesionalmente al mundo de la moda y el diseño. Desde sus primeras creaciones destacó por la originalidad y atrevimiento de sus propuestas. En 1981 debutó con un desfile en la capital española, y desde entonces sus diseños ocuparon siempre un lugar prominente en las pasarelas de todo el mundo.

Biografía

En 1982 inauguró su tienda-estudio en Madrid. Allí expuso sus característicos diseños atrevidos y alegres, llenos de colorido y dotados de un aire juvenil o incluso infantil que habrían de recorrer las principales capitales de la moda. La combinación sin complejos de colores vivos o chillones (amarillos, rosas, naranjas, fucsias, verdes o rojos) y los motivos tradicionales que emplea para adornar las prendas (estrellas, corazones, flores o lunas) caracterizan la puesta en escena, habitualmente sorprendente y divertida, de las propuestas de la diseñadora.

Inicialmente dedicada a las prendas para mujer, Ruiz de la Prada diversificó con el tiempo sus creaciones hacia el público infantil y las colecciones de baño y complementos. También abrió con éxito un nuevo mercado en el sector del menaje del hogar con productos coloristas y desenfadados, en línea con su particular estilo de concebir la moda. Apasionada de la decoración de interiores, ha creado su universo personal de muebles y artículos para la casa, desde vajillas, sillas y mesas hasta ropa de cama o alfombras. Se atrevió igualmente a introducir sus diseños en azulejos y pavimentos y en material de papelería, carteras, bolsos y bisutería.

El sello Ágatha Ruiz de la Prada ha recalado también en el sector de los perfumes, negocio abrazado por la mayoría de los grandes diseñadores de su generación. Provocativa en todos sus trabajos, no lo fue menos a la hora de crear fragancias y en 1992 apadrinó con su nombre el primero de sus perfumes; cinco años más tarde lanzó “Corazón verde”.

Casada con el periodista y director del periódico español El Mundo, Pedro J. Ramírez, Ágatha Ruiz de la Prada es en sí misma un escaparate de sus creaciones y pasea con indiscutible eficacia promocional lo que para algunos críticos es extravagancia y, para otros, innegable originalidad.

Artículos Relacionados