• Miércoles , 5 julio 2017

RESCATAN A MENOR VÍCTIMA DE SECUESTRO VIRTUAL

Elementos de la División de Gendarmería rescataron en Cancún sano y salvo a un menor de edad que con amenazas fue obligado a ocultarse, mientras extorsionaban con engaños a sus familiares, dio a conocer la Policía Federal este jueves.

Familiares de la víctima denunciaron a personal de la División de Gendarmería la ausencia del menor de 15 años de edad y la extorsión de la cual estaban siendo objeto, lo que motivó un intenso operativo para localizarlo en todo el municipio de Benito Juárez, que comprendió calles, escuelas, hospitales, hoteles y centros comerciales.

Por César Guzmán

Luego de varias horas, los policías federales ubicaron al menor de edad en el interior de un hotel, en el cual se hospedó intimidado por la voz de varios individuos, quienes vía telefónica le dijeron formar parte de una organización delictiva y lo obligaron a ocultarse con amenazas contra su familia, quienes mientras tanto eran también intimidados vía telefónica.

De esta manera se pudo confirmar que era falso el secuestro y posteriormente, con labores de inteligencia se determinó que la llamada intimidatoria provenía de otro estado de la República.

Tras verificar el estado de salud del menor, los policías federales lo entregaron a los familiares quienes reconocieron la labor realizada por las autoridades.

Con el fin de evitar que los ciudadanos sean víctimas de este tipo de fraude o extorsión, también denominado “engaño telefónico”, la Comisión Nacional de Seguridad recomienda tomar en cuenta lo siguiente:

Tenga presente que en el engaño o extorsión telefónica los individuos se aprovechan de la sorpresa, intimidación o la ingenuidad de quienes reciben las llamadas, guarde la calma y corte de inmediato la llamada, generalmente quienes realizan este tipo de llamadas, toman información personal de sus posibles víctimas de bases de datos públicas, como los directorios telefónicos.

Verifique la información antes de efectuar algún depósito, comprar tarjetas de prepago o efectuar algún pago inmediato.

Los casos más comunes de engaño telefónico son aquellos en los que se informa que ha ganado algún sorteo, las amenazas a un familiar o señalar que un familiar fue detenido, que sufrió un accidente o que está secuestrado.

Recuerde que el engaño telefónico se acaba colgando. Cuando se vea en una situación como las anteriores corte la llamada, verifique que su familia este bien y denuncie.

Artículos Relacionados