• Jueves , 6 julio 2017

CRIMEN ORGANIZADO MUY ACTIVO

Mientras ese tipo de delincuencia sigue ganando terreno principalmente en la zona norte de Quintana Roo, los delitos comunes disminuyen.

Por José Pinto Casarrubias

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, Quintana Roo se ubica en el lugar 18 en cuanto a incidencia delictiva y si bien podría decirse que es uno de los estados más seguros del país, no deja de tener su problemática y la delincuencia organizada sigue ganando terreno sobre todo, en la zona norte.
En los últimos 15 días se han registrado al menos tres ajustes de cuenta, se han hallado cuerpos putrefactos y hasta una osamenta, aunque se logró desmantelar una narco-bodega con más de 100 kilogramos de marihuana en un fraccionamiento de Cancún.
Apenas el miércoles 9 de septiembre se descubrieron, primero un cuerpo en estado de descomposición en Puerto Morelos y minutos después una osamenta en un área de vegetación al final del fraccionamiento Jardines del Sur. En el primer caso, el cuerpo descompuesto tenía huellas de violencia, mientras que la osamenta del fraccionamiento Jardines del Sur, se encontraron varios huesos cubiertos con una sábana, por lo que se presume que el cuerpo fue llevado hasta ese lugar envuelto en una sábana hace aproximadamente un año, lo que podría haber sido una ejecución.
El 7 de septiembre, fue hallado el cuerpo sin vida de Hugo García Ramos en un camino de terracería en la carretera que conduce al aeropuerto, a un costado de Gas Auto, presentaba un balazo a la altura del tórax y cerca del cuerpo se localizaron tres casquillos percutidos calibre 38 súper y una ojiva amorfa.
Un día antes, un inspector de investigación del Gobierno de Quintana Roo, identificado como Victorino Mata Ramírez fue rafagueado en la Región 208 de Cancún y falleció minutos después en el hospital. La víctima de 38 años, era oriundo de Veracruz y al momento del ataque, viajaba a bordo de una motocicleta y lo ultimaron casi frente a su domicilio.
En el lugar fueron encontrados 23 casquillos percutidos de un arma calibre .9 milímetros.
Horas más tarde elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE), y de la Policía Municipal, acudieron a la colonia ‘El Jordan’, tras recibir el reporte de detonaciones de arma de fuego, en el lugar, peritos de la Procuraduría levantaron de 13 casquillos percutidos al parecer calibre .9 milímetros.
Y qué decir de los más de 100 kilogramos de marihuana y armas de grueso calibre asegurados por agentes federales en coordinación con elementos del Ejército en una ‘narco-bodega’ del fraccionamiento Galaxias Itzales en la supermanzana 529 de Cancún, apenas unas semanas después de que se aseguraran 300 kilogramos del estupefaciente en un domicilio de la supermanzana 58, lo que deja claro, la manera en que sigue circulando la droga en este destino turístico.

PGR sigue invisible

A pesar de los esfuerzos que se han hecho por parte de las autoridades estatales y municipales, en coordinación con las fuerzas armadas, personal de la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) lleva ya más de diez años ausente en esta problemática, dejándole todo el ‘paquete’ a la Policía Judicial y a la municipal, por lo que evidentemente son insuficientes los resultados.
En cumplimiento a una orden de aprehensión en contra de Elio Israel Díaz Rusel alias “Borrego”, fue detenido por el delito de homicidio calificado en agravio de Josué Noé Witzil Náhuatl y Anselma May Balam ocurrido el pasado 22 de agosto en la colonia irregular Cuna Maya.
También se encuentra relacionado con la ejecución de Carlos Fernando Collí el 15 de agosto, al exterior de una de las plazas comerciales más concurridas de la ciudad, localizada en la región 228, una de las regiones más inseguras del municipio, de hecho, apenas la semana pasada, una mujer de 42 años fue encontrada desnuda y golpeada en esa región, luego de haber sido violada y es que por desgracia, no solo los delitos relacionados con la delincuencia organizada van en aumento, sino también los ilícitos de carácter sexual.
Pero para no desviarnos del tema del crimen organizado, desde hace algunos años estos delincuentes han optado por reclutar a menores de edad para vender drogas en distintos puntos y aunque los motivos son diversos, un en particular sería la inimputabilidad de los menores. Recientemente tres integrantes de ‘Los Pelones’ fueron capturados y señalados
por el delito de corrupción de menores, pues tenían a menores de edad vendiendo drogas.
Y es que incluso antes de que las reformas dieran la facultad a las procuradurías de justicia del país para investigar temas de narcomenudeo, la PGR ha sido muy omisa e incluso invisible y amén de esa indolencia, por más de 15 años esta delegación se ha visto envuelta en penosos hechos, desde acusaciones de corrupción, hasta su desmantelamiento por el presunto involucramiento de su personal con la delincuencia organizada.

En medio de escándalos

En julio de este año, fue hallado el cadáver de quien fuera subdelegado administrativo de la delegación en Quintana Roo, Erick Damián Martínez Alfaro, que estaba desaparecido desde el pasado 13 de marzo
De acuerdo con fuentes extraoficiales, personal que vino de oficinas centrales de la PGR encontraron los restos del ex funcionario federal que habría sido ejecutado por miembros del crimen organizado.
Pero este no sería (en caso de que la autoridad lo confirme), el único caso de una ejecución en agravio de un subdelegado, pues en agosto de 2006, el subdelegado de procedimientos penales “A” de la PGR, Sam Rodríguez Rodríguez, fue emboscado a espaldas de la propia dependencia federal y fue abatido a tiros frente a su familia, hecho que no ha sido aclarado.
Y en medio de señalamientos de incompetencia y corrupción, recientemente la titular de la PGR, Arely Gómez González tomó protesta a 22 nuevos delegados estatales de la institución y para Quintana Roo llegó Gerardo Mejía Granados en sustitución de Aurora Mora Morales, de quien se dice habría sido trasladada a la ciudad de México dos semanas antes, para ser investigada.
El hecho es que la delegación estatal no ha figurado salvo en escasas investigaciones y con tristes resultados, mientras que si ha estado constantemente sumida en escándalos, crímenes e infinidad de irregularidades que incluso sus propios empleados han denunciado. Esperemos que este cambio en verdad beneficie a la delegación y por ende a la ciudadanía, que cada día demanda mayor seguridad y como hemos visto, la delincuencia organizada sigue ganando terreno. Ya es hora que la PGR se ponga a trabajar en coordinación con el resto de las corporaciones policiacas.

Delincuencia común a la baja

Y hablando de trabajo, es importante resaltar los logros obtenidos en los últimos años en materia de seguridad y procuración de justicia en el estado, pues no todo es malo, apenas el pasado 9 de septiembre y en el marco del cuarto informe de gobierno de Roberto Borge Angulo, destacó que han sido invertidos más de 630 millones de pesos en materia de seguridad púbica.
Habló de la reducción en un 33 por ciento en los delitos patrimoniales en todo el estado, 30 por ciento menos en el robo a casa habitación, 55 por ciento menos en robo a comercios sin violencia y 26 por ciento menos en robos con violencia. Mencionó el fortalecimiento de las policías municipales con una inversión superior a los 238 millones de pesos en equipamiento, además de la creación de la policía rural de Quintana Roo para combatir la inseguridad. Sin mencionar la transición del sistema penal tradicional a uno acusatorio y oral, también se crearon las fiscalías especializadas en la atención al narcomenudeo en los municipios de Solidaridad, Tulum y Cozumel, logros importantes del gobierno del estado en materia de seguridad para los quintanarroenses, pero insistimos, ya es tiempo que la PGR se ponga las pilas y trabaje en coordinación con el resto de las dependencias policiacas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario